Contribuyentes reciben extensión de 90 días para el pago de cuentas del impuesto sobre la renta a la luz del coronavirus

Spread the love

{{featured_button_text}}

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en conferencia de prensa junto con el presidente Donald Trump durante una sesión informativa sobre la pandemia del coronavirus COVID-19 en la Sala de prensa de Brady en la Casa Blanca el martes 17 de marzo de 2020 en Washington DC.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en conferencia de prensa junto con el presidente Donald Trump durante una sesión informativa sobre la pandemia del coronavirus COVID-19 en la Sala de prensa de Brady en la Casa Blanca el martes 17 de marzo de 2020 en Washington DC. (Kevin Dietsch/Pool/Abaca Press/TNS)

Si el campeonato de basquetbol universitario March Madness puede cancelarse, a nadie debería sorprenderle que la crisis del coronavirus ahora está retrasando cuándo debes presentar tu declaración de impuestos.

Si recibes un reembolso de impuestos, tu mejor apuesta es presentar la declaración tan pronto como puedas y apuntar a la fecha límite del 15 de abril.

Pero si debes dinero, fíjate bien en lo que se planea ahora para brindar alivio a los contribuyentes durante la crisis del coronavirus.

Una extensión de tres meses en el pago de sus cuentas tributarias es parte del plan del gobierno federal para poner la economía de nuevo en pie.

El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steven Mnuchin, discutió la extensión el martes en una conferencia de prensa.

El Servicio de Recaudación de Impuestos no ofreció ningún comentario oficial sobre los comentarios de Mnuchin antes de las 2 p.m. EDT del martes.

El acuerdo temporal de 90 días ayudaría a los propietarios de pequeños negocios y a otros.

El gobierno federal dará a los declarantes hasta 90 días para pagar los impuestos sobre la renta adeudados cuando no rebasen el millón de dólares en impuestos federales adeudados, apuntó Mnuchin en la conferencia de prensa.

Aquellos que paguen más tarde no serán afectados con intereses o multas, ya que se basarán en las reglas existentes antes de que el COVID-19 causara estragos en los mercados financieros y la economía.

El viernes, el presidente Donald Trump declaró una emergencia nacional que allanó el camino para ofrecer un alivio más inmediato relacionado con el virus, incluyendo una extensión de la fecha límite del pago de impuestos más allá del plazo del 15 de abril. El plan es permitir a ciertos individuos y empresas afectados negativamente por la crisis del coronavirus la oportunidad de “diferir los pagos de impuestos sin intereses o multas”.

Algunos propietarios de pequeñas empresas acogieron con agrado el alivio adicional, ya que es una forma de estirar el dinero cuando el flujo de caja se está contrayendo.

Pero los contadores públicos certificados y otros profesionales fiscales notan que muchas declaraciones de impuestos están en camino de ser presentadas a tiempo. Muchos profesionales en impuestos quieren más detalles de las nuevas reglas, ya que estamos a menos de un mes del 15 de abril.

“Puedo tomar o dejar extender la fecha límite del 15 de abril. Ya estamos a toda marcha aquí preparando las declaraciones de impuestos. La mayoría de mis clientes están al tanto de las cosas”, aseveró George Smith, un contador público de Andrews Hooper Pavlik en Southfield, Michigan.

Aun así, Smith recibió cinco correos electrónicos de clientes sobre la extensión menos de una hora después de la sesión informativa televisada de la Casa Blanca el martes.

Mucha gente podría beneficiarse de más tiempo para pagar (sin intereses ni multas) dada la reducción de empleos, las grandes pérdidas de inversiones después de que el promedio Industrial Dow Jones cayera alrededor de un 30 por ciento en el último mes y otros trastornos en la economía debido a la crisis del coronavirus.

“Creo que aplazar el pago de los impuestos hasta 90 días para todos es una gran idea en este momento”, opinó Smith.

“Tengo muchos clientes con grandes cuentas fiscales debido a grandes ganancias de capital y ahora el 30 por ciento de ese dinero ha desaparecido”, comentó Smith.

“Me recuerda a la crisis de las punto com cuando los clientes vendieron acciones para tener grandes ganancias y no tenían dinero al año siguiente”, relató.

Los inversionistas pueden deber impuestos sobre los fondos mutuos mantenidos fuera de un plan 401(k) basado en distribuciones, incluso si no han vendido ninguna acción o recibido ningún dinero en efectivo de las inversiones.

El rumor del cambio en los impuestos comenzó a crecer la semana pasada, cuando los profesionales fiscales y otros escucharon que Mnuchin declaró que se estaba considerando un retraso de la fecha límite del 15 de abril.

El Instituto Estadounidense de Contadores Públicos quería que el Departamento de Tesorería y el IRS proporcionaran alivio a todos los contribuyentes a la luz de la “incertidumbre y los desafíos causados por la propagación de la pandemia del coronavirus”.

En lo que va del año hasta el 6 de marzo, el IRS informa que se han presentado casi 68 millones de declaraciones de impuestos individuales. Eso es un 0.4 por ciento más que en la misma época del año pasado.

Más de 33.3 millones de declaraciones fueron preparadas por los propios contribuyentes, no por profesionales fiscales. Eso es un 3.1 por ciento más que hace un año.

Los datos más recientes del IRS indicaban que se emitieron 52.7 millones de devoluciones, un 1.4 por ciento menos que hace un año. El promedio de reembolsos hasta ahora fue de tres mil 12 dólares contra tres mil ocho dólares de hace un año.

Visit the Detroit Free Press at www.freep.com


Spread the love