Amazon lanza nuevos dispositivos en medio de un torbellino de dudas sobre la privacidad

Spread the love

SEATTLE — Es un domicilio exclusivo, cara a cara con SpaceNeedle, donde todo lo que sucede dentro y fuera puede monitorearse para tuseguridad y conveniencia.

El miércoles, “House number 729” en el piso 30 dela torre Day 1 de Amazon, se convirtió en un escaparate para los dispositivos yservicios de computación activados por voz nuevos y actualizados de la compañíade Seattle. La colección de cámaras de seguridad, micrófonos, altavoces de altagama, pantallas y dispositivos conectados representa una visión general de laautomatización, el entretenimiento, la vigilancia ubicua y el comercio que permeaa casi todos los aspectos de la vida.

En el centro de todo está el sistema computarizado activado porvoz Alexa de Amazon, que era solo un proyecto de desarrollo secreto llamadoDoppler hace solo ocho años. Desde su introducción comercial en 2014, elsistema se ha convertido en un negocio multimillonario, atrayendo a uncreciente grupo de socios industriales que construyen desde cafeteras hastaárboles de Navidad y automóviles que pueden ser controlados con frases captadaspor micrófonos de alta fidelidad e interpretadas por el poder de computación enla nube casi inigualable de Amazon.

Pero las preocupaciones de privacidad están creciendo amedida que Amazon y otros gigantes tecnológicos promueven la tecnología decomputación activada por voz y el hardware que lo permite a más lugares ycosas. Dave Limp, vicepresidente senior de dispositivos y servicios de Amazon,dedicó aproximadamente siete minutos de los 80 en los que habló sobre las funcionesque las personas pueden activar para limitar lo que se captura y se guarda.Estos incluyen una nueva capacidad para que las personas eliminenautomáticamente las grabaciones de voz después de cierto lapso establecido y, apartir de noviembre, apaguen la grabación por parte de los productos deseguridad del hogar Ring de Amazon cuando los residentes estén en casa.

Mientras tanto, Amazon está luchando contra demandascolectivas, incluida una en un tribunal federal de Seattle, por las grabacionesde niños que usan sus dispositivos. Ha sido criticado por sus alianzas con unos470 departamentos de policía para promover sus cámaras Ring y compartirimágenes, lo que los defensores de las libertades civiles encuentranproblemático.

Y un informe de Bloomberg a principios de este año revelóque anotadores humanos escuchaban clips de las grabaciones de Alexa como partede un programa de control de calidad, sin el conocimiento de los clientes.

Otros gigantes tecnológicos como Facebook, Google yMicrosoft tienen prácticas similares. Limp logró convertir esto incluso en una ventajade Alexa, al señalar que Amazon fue la primer compañía en permitir que losusuarios optaran por desconectar los monitoreos humanos.

Con la discusión sobre la privacidad fuera del camino, Limpdio a conocer decenas de nuevos productos, incluidos tres que moverían losmicrófonos de Amazon directamente hacia las personas: audífonos, anteojos y unanillo (para el dedo), los dos últimos posicionados como experimentos que seofrecerán inicialmente solo por invitación.

Estos dispositivos para usar llenarían un vacío dejado porel fracaso de Amazon para desarrollar su propio teléfono inteligente viable.Eso lo pone en desventaja ante sus competidores Google y Apple, cuya tecnologíade cómputo activado por voz viaja a todas partes donde los usuarios de Androidy iPhone llevan sus dispositivos. (Alexa se puede usar en teléfonosinteligentes a través de una aplicación).

La visión de Amazon de detección ubicua y control de voz sebasa en la conectividad inalámbrica, que, utilizando tecnologías existentescomo el Bluetooth y el Wi-Fi doméstico (e incluso las próximas redes celulares5G) tiene limitaciones, particularmente más allá de los límites del hogar.

Los ejecutivos describieron un nuevo protocolo de redinalámbrica, Amazon Sidewalk, que podría cubrir ciudades enteras con una señalpara transmitir y recibir datos desde sensores de baja potencia en buzones,estaciones meteorológicas en el patio trasero o transmisores fijados al collarde un perro, al menos para empezar.

La tecnología aún se encuentra en sus primeras etapas, perola compañía declaró que en un despliegue de prueba, 700 empleados de Amazon enel área de Los Ángeles recibieron hubsde Sidewalk, que pueden emitir una señal de hasta una milla. Los hubs se unen para cubrir casi toda laciudad. En teoría, un perro perdido con un transmisor se encontraría fácilmentedentro de esa red.

De vuelta en Seattle, las luces del camino que conducen a lapuerta en 729 se conectan utilizando la tecnología Sidewalk. Otras cámaras Ringmonitorean a quienes se acercan. En la puerta principal, la voz ahora familiarde Alexa puede saludar a los visitantes a través de una cámara de timbre Ring,entrevistando automáticamente a la niña que vende galletas o a la persona queentrega el paquete a tu nombre. Dentro de la casa, un cartel naranja muestraejemplos de comandos de Alexa, tales como: “Alexa, habla con la persona enel Patio Frontal”. Entre bastidores, un nuevo altavoz Echo está dirigido alos audiófilos.

Alexa puede ser un intermediario para otras conversacioneshumanas: una nueva función educativa puede conectar a Alexa con los serviciosutilizados en las escuelas, como Kickboard y Coursera, lo que permite a lospadres preguntar al sistema cómo les está yendo a sus hijos en la escuela.”Puedes decir cosas como: ‘Alexa, ¿qué tarea tiene Sarah esta noche?’ yella podrá responderte eso “, dijo Limp, y agregó: “Creemos que estoserá una delicia para los padres en todas partes … y a los niños lesencantará”.

De hecho, Limp mencionó que Amazon “ha visto muchatracción en los últimos años” para los dispositivos Alexa diseñados paraniños. Otra nueva capacidad permite a los niños chatear entre ellos a través delos dispositivos, con el consentimiento de los padres en ambos extremos de laconversación.

El consentimiento es un tema central en las demandascolectivas presentadas a principios de este año, que alegaban que Amazon estáregistrando a niños que usan Alexa en violación de las leyes de varios estados,incluido Washington.

El abogado general asociado de Amazon, Brian Buckley,informó en una presentación judicial del caso a principios de este mes que”los usuarios de Amazon deben aceptar las Condiciones de Uso de Amazoncuando crean una cuenta, cuando compran productos o servicios a través deAmazon y cuando activan los dispositivos de altavoces inteligentes Echo y otrosdispositivos habilitados para Alexa”.

Agregó que esas condiciones incluyen un acuerdo dearbitraje, una disposición de renuncia a los derechos de una demanda colectivay una estipulación de que las personas menores de 18 años solo pueden usar losservicios de la compañía con la supervisión de un padre o tutor.

Pero no está claro qué tan profundamente entienden losusuarios la relación que entablan con Amazon y con otras compañíastecnológicas, cuando compran y usan sus dispositivos y servicios.

Cuando se le preguntó cuánto tiempo le tomaría al usuariotípico leer y comprender los términos de servicio y los acuerdos de privacidadde Amazon, el vicepresidente senior de Alexa, Tom Taylor, quien ha estado en lacompañía durante casi 20 años, respondió: “Los clientes deben tomarse eltiempo de leer los avisos, pero también queremos que sea más fácil, de maneramás simple. Creo que nuestro panel de privacidad es un ejemplo”.

Esa es una interfaz que pone todas las configuraciones deprivacidad y datos de Alexa en un solo lugar.

Concluyó que no sabía con qué frecuencia la gente realmenteleía los términos completos de los acuerdos de servicio para los dispositivosAlexa.


Spread the love